.

.
Toma el tiempo que te queda,la vida que vives,las gemas de la luz, el dolor de los anhelos y el encanto de la oscuridad... que tu alma esta hecha de luz y sombra.



Actuas

lunes, 30 de agosto de 2010

ALAS ROTAS -GIBRÁN KHALIL


ALAS ROTAS (1912)

I
CALLADA TRISTEZA
Vecinos míos, vosotros recordáis. con placer la aurora de vuestra juventud, y lamentáis que haya pasado; pero yo recuerdo la mía como un prisionero recuerda los barrotes y los grilletes de su cárcel. Vosotros habláis de aquellos años entre la infancia y la juventud como de una época de oro, libre de confinamientos y de cuidados, pero aquellos años. yo los considero una época de callada tristeza que caía como una semilla en mi corazón, y crecía en él; y que no encontraba salida hacia el mundo del conocimiento y la sabiduría, hasta que llegó el amor y abrió las puertas de mi corazón, e iluminó sus recintos.El amor me dio lengua y lágrimas. Seguramente recordáis los jardines y los huertos, las plazas públicas y las esquinas que presenciaron vuestros juegos y oyeron vuestros inocentes cuchicheos; yo también recuerdo hermosos parajes del norte del Líbano. Cada vez que cierro los ojos veo aquellos valles, llenos de magia y dignidad, cuyas montañas, cubiertas de gloria y grandeza, trataban de alcanzar el cielo. Cada vez que cierro mis oídos al clamor de la ciudad, oigo el murmullo de aquellos riachuelos y el crujido de aquellas ramas. Todas esas bellezas a las que me refiero ahora, y que ansío volver a ver como niño que ansía los pechos de su madre, hirieron mi espíritu, prisionero en la oscuridad de la juventud como el halcón que sufre en su jaula al ver una bandada de pájaros que vuela libremente por el anchuroso cielo. Aquellos valles y aquellas montañas pusieron el fuego en mi imaginación, pero amargos pensamientos tejieron en torno de mi corazón una red de negra desesperanza.Cada vez que iba yo a pasear por aquellos campos volvía decepcionado, sin saber la causa de mi decepción. Cada vez que miraba yo el cielo gris sentía que el corazón se me encogía. Cada vez que oía yo el canto de los pájaros y los balbuceos de la primavera, sufría, sin comprender la razón de mi sufrimiento. Dicen que la simplicidad hace que un hombre sea vacío, y que ese vacío lo hace despreocupado. Acaso sea esto cierto entre quienes nacieron muertos y viven como cadáveres helados; pero el muchacho sensible que siente mucho y lo ignora todo es la más desventurada criatura que alienta bajo el sol, porque se debate entre dos fuerzas. La primera fuerza lo impulsa hacia arriba, y le muestra lo hermoso de la existencia a través de una nube de sueños; la segunda, lo arrastra hacia la tierra, llena sus ojos de polvo y lo anonada de temores y hostilidad.
La soledad tiene suaves, sedosas manos, pero sus fuertes dedos oprimen el corazón y lo hacen gemir de tristeza. La soledad es el aliado de la tristeza y el compañero de la exaltación espiritual.El alma del muchacho que siente que el beso de la tristeza es como un blanco lirio que empieza a desplegar sus pétalos. Tiembla con la brisa, abre su corazón en la aurora, y vuelve a cerrar sus pétalos al llegar las sombras de la noche. Si ese muchacho no tiene diversiones, ni amigos, ni compañeros de juegos, su vida será como una reducida prisión en la que no ve nada, sino telarañas, y no oye nada, sino el reptar de los insectos.Tal tristeza que me obsesionaba en mi juventud no era por falta de diversiones, porque si hubiera querido las habría tenido; tampoco era por falta de amigos, porque habría podido tenerlos. Tal tristeza obedecía a un dolor interno que me impulsaba a amar la soledad. Mataba en mí la inclinación a los juegos y a las diversiones, quitaba de mis hombros las alas de la juventud, y hacía que fuera yo como un estanque entre dos montañas, que refleja en su quieta superficie las sombras de los fantasmas y los colores de las nubes y de los árboles, pero que no puede encontrar una salida, para ir cantando hacia el mar.Tal era mi vida antes de que cumpliera yo dieciocho años. El año que los cumplí es como la cima de una montaña en mi vida, porque despertó en mí el conocimiento, y me hizo comprender las vicisitudes de la humanidad. En ese año volví a nacer, y a menos que una persona vuelva a nacer, su vida seguirá siendo una hoja en blanco en el libro de la existencia. En ese año vi a los ángeles del cielo mirarme a través de los ojos de una hermosa mujer. También vi a los demonios del infierno rabiando en el corazón de un hombre malo. Aquel que no ve a los ángeles y a los demonios en toda la belleza y en toda la malicia, de la vida estará muy lejos del conocimiento, y su espíritu estará ayuno de afecto.

martes, 10 de agosto de 2010

EL ESCOTE EN EL TOP PARA EL BELLYDANCE.


El escote en el vestuario del Bellydance o en la danza oriental siempre esta presente ya sea en el busto o en la espalda.
En la espalda el escote le da un toque de elegancia al traje de la bailarina y ella misma cuando se recoge el cabello para mostrarlo.
En el busto mayormente se encuentra decorado con pedrería, mostacilla lentejuelas o algún otro tipo de adorno, en el sostén o en el top. Este escote va desde un escote discreto hasta uno mas pronunciado.
En los inicios del Bellydance las bailarinas como Naima Akef, Samia Gamal , Nadia Gamal , Tahia Carioca, Farida Fanny han mostrado escotes discretos, pero esos fueron otros tiempos, en donde la discreción formaba parte de la vida.
Después el escote pasó a ser mas prominente , incluso existieron bailarinas profesionales como la princesa Banu en los 80 que optaron por llevar un adorno encima la piel de su busto, ya sea de pedrería ,metal o flores que cubrían diminutamente una parte de sus senos, dejando de usar el sostén o top.
Actualmente el escote puede variar de ser discreto a dejar de usar un sostén o top para usar un par de adornos. Las formas preferidas en el bellydance suelen ser circulares o en v en el sostén luciendo el busto con elegancia con un decorado en pedrería o bordado, etc.
Los diseñadores recomiendan para lucir un buen escote:
-Tener un buen sostén que te levante un poco el busto si lo tienes caído.
-No levantar demasiado el busto por que da la impresión de que es artificial.
-Utilizar siempre un sostén a la medida de cada una, para evitar que el tiempo pase.
-La necesidad de un sostén o top que te “sostenga” para dar firmeza y impecabilidad al busto, por lo tanto también al escote.
-Decorar el escote sin sobrecargar el borde de adornos para que no lo opaque.
-Maquillarse un poco, para que tenga el mismo color de la piel.
-Cuidar la piel y usar bloqueador solar para no tener una piel quemada.
-Si deseas puedes usar joyería, un collar que combine con todo el traje.
La variedad del escote en el top depende de los gustos de las profesionales. Sin embargo algunas bailarinas profesionales y expertos prefieren que el escote del busto sea discreto y no solo un pequeño decorado.
©Si te gustan estos artículos, puedes copiarlos pero son para uso privado. Están protegidos por derechos de autor, por lo que está prohibido publicarlos en otra página web o medio de comunicación sin permiso de la autora.

EL TALENTOSO KAHLIL GIBRAN


Kahlil Gibran (1883-1931), poeta y pintor libanés de refinada educación cosmopolita, que vivió a caballo entre Oriente Próximo y los Estados Unidos. Nació en Bsarri y murió en Nueva York. Con sus versos de característico estilo sapiencial, El profeta (1923) y Arena y onda (1926), se han identificado generaciones de lectores de todo el mundo. Animador de un círculo intelectual que intentaba renovar la poesía árabe, Gibran —que también fue autor de novelas críticas con las costumbres sociales tradicionales, como Espíritus rebeldes (1908)— escribió a veces en inglés, traduciéndose luego al árabe, o bien directamente en árabe, como en el caso de la colección Alas rotas (1911).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...